¡No más snacks sin sentido!

Si bien el consenso general solía ser que las meriendas entre comidas eran malas, ahora las investigaciones muestran que los snacks a lo largo del día pueden equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, mantener a raya los antojos, potenciar el metabolismo y evitar comer en exceso en las comidas. Pero, hay una manera correcta y una manera incorrecta de merendar; Los snacks saludables, controlados con calorías que contienen proteína y la fibra de las frutas y los vegetales, pueden asegurar que usted controle el hambre y siga cumpliendo con su plan de pérdida de peso Phen Caps. Sin embargo, los refrigerios pueden salirse de las manos y ser una fuente de cientos de calorías en exceso, especialmente si se encuentra terminando una bolsa de papas sin pensar o buscando un snack debido al aburrimiento o el hábito. ¡Acabe con los malos hábitos de comer snacks dañinos siguiendo estos diez grandes consejos! 

1. Coma fruta

Los malos hábitos, como merendar a última hora de la noche o ceder a los antojos dulces de la tarde, a menudo se deben al deseo de azúcar o de un postre. Una pequeña porción de fruta puede ser una excelente manera de satisfacer este deseo con menos calorías, al mismo tiempo que aumenta su cuota diaria de fruta y aumenta sus vitaminas y minerales. 

2. Disfrute de un té de hierbas

A menudo, el deseo de comer algo puede ser resuelto simplemente cambiando el sabor en la boca. La menta caliente, el té verde o el té de manzanilla pueden evitar un antojo dulce sin aportar calorías. 

3. Trate su merienda como una comida

Cuando estamos en el "modo de refrigerio", normalmente no vemos nada de malo en ignorar las prácticas estándar de alimentación, como sentarnos en una mesa, y en lugar de eso, nos paramos en la cocina o hablamos mientras buscamos en una bolsa de papas fritas. Pero, al no reconocer conscientemente lo que está consumiendo, comer en exceso es mucho más probable. Si realmente se toma el tiempo para poner su bocadillo en un plato, sentarse y disfrutarlo como una comida, va a saborear lo que está comiendo mucho más. También será más probable que se sienta satisfecho.

4. Cepille sus dientes 

Los dentistas le dirán que es bueno lavarse los dientes lo antes posible después de una comida para evitar la caries. Una ventaja adicional de esta estrategia es que, con una boca limpia y fresca, tendrá menos ganas de comer snacks y, dado que la pasta de dientes tiende a hacer que la comida tenga un mal sabor, esto sin duda lo desanimará. 

5. Concéntrese en su comida 

No mire televisión, escuche música o hable por teléfono mientras está comiendo. Al igual que comer bocadillos estando de pie, esto conduce a masticar sin pensar, ¡y las calorías se acumulan! Esté presente mentalmente para su merienda. Al concentrarse en lo que está consumiendo, terminará comiendo menos y disfrutando mucho más de su refrigerio.

6. Póngase un límite

Si se está permitiendo comer un snack, hágalo con moderación. Esto significa no sentarse con el paquete completo ya que es probable que termine de comérselo todo, o al menos mucho más que una sola porción. Solo disfrute de su refrigerio y saboree, recordando que esta golosina todavía estará allí para otra ocasión. Puede sonar más fácil decirlo que hacerlo, y si bien requiere concentración y disciplina para practicar el autocontrol, si se lo propone, puede aprender a detenerse cuando haya tenido suficiente.

7. Coma lentamente

Cuanto más lento coma mejor, ya que le permite a su cerebro recibir las señales de que está lleno, y esto significa comer menos. Intente comer frutas como naranjas o granadas, que tardan un tiempo en pelarse, o nueces como pistachos, que vienen en sus cáscaras. Si come mientras sigue pelando su fruta o abriendo sus nueces, le da a su cuerpo más tiempo para sentirse lleno, por lo que termina comiendo menos. 

8 Rompa sus hábitos

Uno de los problemas para adquirir un hábito de comer bocadillos, como abrir un paquete de papas fritas mientras mira televisión o comer galletas con su café de la mañana, es intentar romper la asociación en su cabeza. Si necesita algo para mantener sus manos ocupadas mientras mira televisión, pinte sus uñas o haga un crucigrama. Mejor aún, comience un nuevo hábito saludable y salga a caminar después de la cena en lugar de comer dulces, o cambie el café de la mañana y las galletas por una taza de té verde rico en antioxidantes. 

9. Tome agua

El agua es una forma simple y efectiva de evitar comer en exceso. La sed no solo se confunde a menudo con el hambre, sino que el agua también puede ayudar a llenar su estómago durante el tiempo adicional que demora las señales de hambre para que su cerebro se dé cuenta de que está lleno. Tomar agua con sabor o agregar una rodaja de limón en su vaso puede hacer que el agua sea más interesante y distraiga sus papilas gustativas del deseo de comer.

10. Controle su entorno 

Si tiene serios problemas con el autocontrol, la forma más efectiva de evitar los bocadillos es evitarlos en la casa. Si un alimento determinado es su kryptonita personal, deje de comprarlo, ¡no puede comer lo que no está allí! Aunque no es divertido privarse de sus comidas favoritas, si le resulta muy difícil limitarse, entonces no vale la pena mantenerlas cerca.

La clave para una pérdida de peso exitosa es dejar de hacer lo que ha hecho para aumentar de peso y darse cuenta de que es hora de comenzar a hacer los cambios difíciles que necesita para, POR FIN, perder el peso para siempre. Al igual que romper malos hábitos de merienda, esto puede ser difícil, pero con la ayuda de Phen Caps para suprimir su apetito, reducir sus antojos y aumentar su concentración y niveles de energía, el éxito es sólo cuestión de tiempo.  

¿Ha cambiado sus malos hábitos de merienda por los buenos? Por favor, háganoslo saber dejando un comentario a continuación. 

Suprima su apetito y pierda peso con Phen Caps hoy

0 comments