¡NO más ensaladas aburridas!

Ensalada: Es la opción perfecta para aquellos que buscan perder peso. Es buena para usted y fácil de hacer, pero también es fácil que sea aburrida o no tan saludable, o la  misma receta una y otra vez hasta que esté harto de comerla, ¡aquí presentamos algunas maneras de ayudarlo a mantener sus ensaladas interesantes y saludables!

1. Pruebe nuevas hojas verdes

¿Ha caído en la rutina de una ensalada de los mismos tres ingredientes una y otra vez? Comience agitando su elección de vegetales ya que hay más que solo lechuga en el mercado. ¿Qué tal un poco de lechuga romana, col rizada, rúcula o espinaca? Experimente y vea cuál prefiere, ya que algunas hojas pueden ser amargas o picantes, lo cual es ideal para agregar sabor a su ensalada. Y recuerda, cuanto más oscura es la hoja, más nutrientes. 

2. Construya una comida

La ensalada es mucho más que un acompañamiento; una ensalada puede ser una comida si agrega dos o tres fuentes de relleno, alimentos ricos en nutrientes como proteína  magra como los huevos cocidos o el atún, los almidones y los cereales integrales, como las batatas, los frijoles pintos o el arroz integral, o una fuente de grasa saludable como el aderezo de aguacate o tahini. De esta forma, puede llenarse de una comida saludable mientras experimenta una mezcla real de sabores y texturas con cada bocado. 

3. Agregue algo crujiente

Los pimientos crudos y el pepino son excelentes vegetales para agregar algo crujiente a su ensalada, pero ¿qué hay de algunas nueces o semillas? A menudo mal juzgado como 'mala comida' las nueces son de hecho grandes fuentes de proteína, grasas saludables y toneladas de vitaminas. Las semillas también son excelentes para usted. Las avellanas asadas agregan un sabor dulce, los anacardos son deliciosamente cremosos, las semillas de granada agregan un toque inesperado y las semillas de sésamo pueden darle a su ensalada una vida nueva y sabrosa. Mientras que las nueces crudas son más suaves y más dulces, las tostadas son más crujientes y crujientes, y las nueces tostadas con sabores dulces, picantes o de hierbas como el romero agregan aún más interés. 

4. Mezcle texturas & sabores

¿Qué tal un poco de aguacate o huevos hervidos? Luego está la opción de agregar granos enteros cocidos, como garbanzos o quinoa, o algunas deliciosas verduras asadas como zanahorias o tomates para obtener una deliciosa base de calentamiento y una gran cantidad de nutrientes para ayudarlo a pasar los meses más fríos. Los frijoles, las lentejas, los guisantes negros y otros frijoles son excelentes en ensaladas para agregar sabores y texturas interesantes, además de toneladas de nutrición y proteínas. Otra gran manera de agregar textura, sabor y proteína es con un poco de queso; ¿Qué tal el queso de cabra, las nueces y el vinagre balsámico para un sabor crujiente y suave con una patada? ¿O ricotta con espinacas, piñones y tomates secos? La ensalada no parece tan aburrida ahora, ¿verdad? 

5. Considere la fruta

Mientras que las ensaladas son una gran manera de comer mas vegetales, la fruta es una gran adición a cualquier ensalada; la dulzura suave de la fruta fresca agrega una nueva dimensión, mientras que las frutas secas son deliciosamente masticables, sin mencionar los antioxidantes y nutrientes agregados que la fruta proporciona. Es posible que haya experimentado con piña o manzana picada en sus ensaladas saladas, pero ¿qué le parece una combinación de verduras de hoja verde, fresas dulces, jalapeños picantes, semillas de girasol saladas y pomelo amargo? Otras frutas de ensaladas excelentes incluyen mango, kiwi, cerezas secas e higos secos.

6. Considere el aceite 

Si bien muchos de nosotros sabemos que debemos evitar los aderezos cremosos, puede ser un error común el exceso de aceite de oliva. Sí, es saludable y lleno de grasas buenas, pero omita el atún envasado en aceite de oliva, los pimientos asados ​​en aceite de oliva y las aceitunas en aceite. En lugar de eso, solo opte por una suave y controlada llovizna de aceite de oliva para vestir la ensalada y unir los sabores. 

7. Añada un toque especial

El vinagre balsámico es un aderezo popular, pero ¿qué tal un chorrito de lima o limón, o un aderezo de naranja sanguina? Ideal para acompañar la col roja y la cebada tibia para darle un toque dulce pero picante a un plato de ensalada para los meses más fríos. Otra gran idea es hacer su propio 'booster de ensaladas', que puede ser una combinación de col rizada o alga nori, nueces y semillas, o cualquier hierba y especias que personalmente le gusten, molidas juntas para obtener un borde sabroso para agregar a su ensalada. ¡Espolvoree generosamente y disfrute!

Comer sano está lejos de ser aburrido si experimenta con ingredientes, sabores y texturas, y estas ideas de ensaladas muestran cuánto potencial hay para mezclar las cosas mientras ingieren muchos nutrientes importantes, además las ensaladas pueden fácilmente preparadas con anticipación para asegurarse de que está planeando el éxito en su viaje de pérdida de peso. Sin embargo, si siente que necesita algo para ayudarlo con la supresión del apetito y un aumento de energía adicional, entonces nuestro suplemento de pérdida de peso asegurará que pueda establecer un estilo de vida saludable para mantener la pérdida de peso a largo plazo.

0 comments